Una manera sencilla de cumplir la nueva ley del Gobierno

/COMUNICAE/

Una manera sencilla de cumplir la nueva ley del Gobierno

La nueva Ley aprobada por el gobierno para la reducción del consumo energético hace que se tengan que tomar medidas para gastar menos electricidad. Una forma de ahorrar podría ser mediante el uso del aire acondicionado con bombas de calor y frío, tal y como indican especialistas del sector de la climatización, como Clara García

Con la creciente preocupación por el calentamiento global, los consumidores se ven cada vez más obligados a reducir el consumo de electricidad y liberación dióxido de carbono (CO2) que se libera a la atmósfera. Tal y como queda reflejado en la nueva ley 14/2022 aprobada por el gobierno en cuanto al ahorro energético.

Algunos electrodomésticos que se tienen en los hogares o la oficina consumen bastante energía, sobre todo los que están relacionados con el gas, como la calefacción. Pero especialistas de la climatización señalan que una posible solución podría ser la de instalar desde Decogas un aire acondicionado de frío y calor; unido al empleo de un termostato para controlar cuando se enciende y apaga el equipo. Además, con un mismo aparato se podrá disfrutar tanto del frío en verano y como del calor en invierno.

Este tipo de aire acondicionado se puede encontrar con la tecnología inverter, que ayuda, según el tipo de clima de la zona donde se instale de un mayor ahorro.

Sin lugar a dudas, este tipo de aire acondicionado, también conocido como aire acondicionado con bomba de calor, es una de las mejores alternativas para tener unas buenas condiciones de climatización en la oficina y el hogar, ya que puede utilizarse como calefacción o refrigeración.

El calor se obtiene mediante el aire del ambiente que se transforma y calienta en el aparato para aumentar la temperatura cuando sale al exterior.

La bomba de calor tiene la capacidad para dar más energía térmica (calor) que la electricidad que consume. Es decir, por cada kWh eléctrico que usa para funcionar, cerca de ¾ partes proceden de fuentes de energía renovables como el aire, el agua o la tierra. Es decir, por cada kWh, el hogar obtiene 4 kWh. Esto hace que sea un sistema eficiente y, aunque el precio de la electricidad sea alto en estos días, el rendimiento energético que alcanza el aparato hace que el consumo sea realmente muy bajo.

Eso sí, al usar este tipo de aires acondicionados es mejor esquivar las continuas paradas y arranques del sistema. Esto se logra gracias al sistema inverter, donde no se producen los continuos arranques que suelen producir bastante gasto energético y, aunque el aparato esté continuamente funcionando, no incrementará el consumo. Si no se va a estar en casa durante horas, se recomienda emplear un termostato para programar o bajar la temperatura de la calefacción o subir la refrigeración unos grados para que no haya un gran salto térmico. 

En caso de estar en verano, lo mejor es mantener la temperatura a 26-27ºC y sin apagar el aparato. De igual modo, el termostato será un gran aliado para evitar que las paredes se calienten debido al calor exterior y que sea necesario tener que bajar la temperatura para que el ambiente esté fresquito.

Así mismo, se pueden utilizar otros trucos para conseguir ahorrar con el aire acondicionado, cómo es aprovechar las horas más frías del día, como es el amanecer o cuando baja el sol por las noches, para ventilar la vivienda y evitar que el calor entre en casa.

También se puede recurrir a bajar los toldos y persianas para mantener la casa con menor temperatura ya que no incidirán directamente los rayos del sol en las ventanas. Por supuesto, sobra decir que, gracias a los productos actuales más eficientes, se puede conseguir uno de clase energética A que ayudará a ahorrar hasta un 60% de energía y, además, hay modelos que disponen de funciones específicas para reducir el consumo como es el programa ECO.

Como se ha indicado anteriormente, es bueno contar con una temperatura de 26ºC en el aparato y estar en casa con ropa fresca. No se puede olvidar que un grado menos de temperatura aumenta el consumo un 8% más en la factura. Igualmente, algo que hará gastar menos en el consumo al encender el aire acondicionado es realizar un mantenimiento del equipo, limpiándose antes de ponerlo en funcionamiento y renovando los filtros para que tengan un óptimo rendimiento.

Por último, se recomienda no utilizar el aparato por las noches, ya que no se aconseja ni a nivel energético ni tampoco en cuanto a salud. Es mejor aprovechar el fresco de la noche y abrir ventanas para que entre corriente.

En conclusión, se pueden encontrar maneras muy sencillas de conseguir cumplir con la nueva ley de ahorro energético, solo basta con escoger el aparato correcto que ayude a ahorrar y seguir algunos consejos.

Fuente Comunicae

Powered by WPeMatico