El proyecto ‘Apadrina un olivo’ recupera las raíces de Teca Sàbat con las tierras de Oliete

/COMUNICAE/

Este proyecto de economía sostenible en Teruel ha conseguido poner en valor antiguos olivos abandonados con la elaboración de un aceite propio muy apreciado por la empresa de Sant Cugat

En un pequeño pueblo de Teruel, Oliete, comenzó en 2014 una iniciativa para hacer frente a pueblos de la península que se encuentran casi despoblados. Fomentando el uso de un olivar abandonado como motor para el resurgir de esta localidad. Así nació el proyecto Apadrina un olivo.

Desde Teca Sàbat se quiere explicar en qué consiste este proyecto, con el que tiene un vínculo especial, y es que su fundador, Pedro López, nació en Oliete y se marchó del pueblo a Barcelona muy joven. Con este proyecto ha conseguido que su empresa de catering se vincule de manera especial con su tierra natal, recuperando un vínculo con su infancia.

«Esto ha hecho que Oliete sea más presente en nuestras vidas, ya que hablamos mucho del pueblo y lo damos a conocer aquí, en Sant Cugat», explicó María López, hija de Pedro y jefe de administración de Teca Sàbat.

Una de las mejores maneras de promocionar el aceite que resulta de este proyecto es en combinación con lo que mejor saben hacer en Teca Sàbat: la gastronomía y venta de productos gourmet en sus tiendas. Este oro líquido procedente de Oliete se ha convertido en uno de los grandes productos en el catálogo de la empresa, consiguiendo que cada vez más gente conozca el proyecto con el que se realiza.

«El otro día le regalé a un amigo que vive en Nueva York y ahora prepara sus ensaladas con aceite de Oliete desde la ‘Gran Manzana'», explica López en referencia a la buena acogida que ha tenido entre amigos y clientes, tanto por el producto como por la historia de detrás.

Y es que los resultados han logrado apoyar esta iniciativa de Apadrina un Olivo, ya que por un lado se han conseguido recuperar los olivos y la cultura que se desarrolla en su alrededor, ayudando a darle visibilidad al pueblo. También ha conseguido que hayan podido ir familias a trabajar en el pueblo de Oliete y que, gracias a este movimiento, el colegio no haya cerrado sus puertas.

De este modo, desde Teca Sàbat quieren animar a todas las empresas que no conocen este proyecto a que colaboren. Así se podrá seguir desarrollando esta plataforma que ya ha recuperado y puesto en valor los más de 8.500 olivos abandonados durante 30 años y que generan una economía sostenible en un área rural en camino de desaparecer.

Sobre Teca Sàbat
Es uno de los caterings referentes de la provincia de Barcelona, que ofrece comida para llevar, charcutería y productos gourmet con más de 40 años de experiencia.

Fuente Comunicae

Powered by WPeMatico